hojas-para-encabar-juego
MatesMaderaCuchillerķaRegalosCristalería

Piedras para afilar, Chairas, Afiladores y Afilación

PIEDRAS DE AFILAR. PIEDRA DOBLE
Montadas sobre una base de plástico moldeado para hacer que el trabajo de afilado sea más seguro.
Excelentes para el afilado de navajas, cuchillos de caza, pesca, cocina y herramientas de todo tipo y tamaño.
Tamaño: 18 x 6 x 1,3 cm
Granulometría: 240 y 800 grits

PIEDRA DE AFILAR HÚMEDA. Granulometría 1000 grits
Viene montada sobre una base de plástico moldeado para hacer que el trabajo de afilado sea más seguro.
Excelente para el afilado de navajas, cuchillos de caza, pesca, cocina y herramientas de todo tipo y tamaño.
Tamaño: 18 x 6 x 1,3 cm

AFILADORES MANUALES
Muy efectivos, con guías cilíndricas de gran precisión que controlan el ángulo óptimo para producir afilados como los de una navaja de afeitar.
Afilador Profesional Modelo Bingo. Afile su cuchillo rápidamente.
COARSE: Placas de carburo metálicas para rectificar los bordes del filo con el ángulo óptimo.
FINE: Placas de cerámica para asentar y mantener el filo.
Base de goma antideslizante para evitar deslizamientos durante la operación.
Mango con insertos de goma, para permitir el agarrado con facilidad.
Módulo de afilado desmontable Permite la limpieza y el reemplazo de las placas.

AFILACION. CHAIRAS.

Existen en el mercado muchos dispositivos diseñados para el afilado de todo tipo de cuchillos, tanto profesionales como domésticos, los cuales van desde las tradicionales piedras de afilar a los más sofisticados materiales de alta dureza.

Afilado Mediante Chaira de Carburo de Tungsteno

Ventajas: El carburo de tungsteno forma una superficie de alta abrasividad y gran resistencia al desgaste lo que permite un afilado rápido. Unas 10 pasadas por cada suelen ser suficientes para obtener el filo y la geometría deseada. Al ser un material muy resistente al desgaste la vida útil de la chaira suele ser bastante larga.
Inconvenientes: La calidad del filo obtenido es bastante rústica, ya que prácticamente desgarra el material generando un filo tipo micro sierra que si bien al principio suele ser efectivo se desgasta rápidamente. El control que se tiene sobre la geometría del filo es bastante impreciso, debido a que prácticamente la chaira resbala sobre el acero, no pudiendo controlarse el ángulo de afilado con facilidad (típicamente 20º por cada cara).

Afilado Mediante Herramienta Manual de Metal Duro

Este tipo de herramienta de afilado consiste de barra metálica a modo de mango en uno de cuyos extremos se encuentra fijado un inserto de "metal duro". El procedimiento de afilado consiste en raspar con el inserto de metal duro ambas caras del filo.
Ventajas: Al tratarse de una arista cortante permite afilar cualquier tipo de cuchillo, incluidos los de tipo sierra ya que la arista copia el perfil del filo. Se trata de una herramienta de alta duración (aunque de menor dureza que la cerámica) que permite un afilado rápido.
Inconvenientes: El afilado se realiza mediante arranque de viruta por lo que reduce notablemente la vida útil del cuchillo (durante el afilado pueden verse fácilmente las virutas obtenidas). La superficie obtenida es totalmente irregular debido al desgarro de acero. Al ser la superficie de contacto una arista cortante el control que se tiene sobre la geometría del filo es muy bajo ya que prácticamente copia las deformidades del filo (motivo por el cual permite el afilado de los cuchillos tipo sierra).


Afilado Mediante Cuchillas de Cerámica en Configuración V (Afiladores)

Este dispositivo de afilado consiste en dos insertos de cerámica (o metal duro) dispuestos en geometría de "V" (típicamente formando un ángulo de 20º+20º es decir 40º). El procedimiento de afilado consiste en deslizar el filo del cuchillo repetidamente por la ranura de afilado en "V".
Ventajas: Permite un afilado rápido y sencillo ya que no hay que controlar el ángulo de afilado a ojo (los 20º). En general permite afilar los cuchillos con filo aserrado.
Inconvenientes: Es el procedimiento de afilado por arranque de viruta más agresivo de todos. El material es literalmente arrancado dejando una superficie de corte totalmente irregular con un importante contenido de virutas a medio arrancar. Paradójicamente estas irregularidades hacen las veces de micro-sierra logrando un efecto de buen afilado aunque éste es sumamente débil degradándose rápidamente, motivo por el cual requiere un afilado más frecuente (lo que sumado al alto desgaste de material acorta notablemente la vida útil del cuchillo). Por otro lado al estar el ángulo fijado en 40º no es posible utilizarlo en cuchillos que requieran otro tipo de ángulo (cuchillos estilo Japonés, de caza, etc.).


Afilado Mediante Chaira de Piedra Natural al Agua (Grano 840 a 1000) o cerámica.

Estos dispositivos son de la familia de las chairas donde se ha remplazado la barra de metal duro (típicamente estriada, aunque pueden encontrarse con recubrimientos de polvo de diamante o carburo de tungsteno) por un cilindro de piedra (sintética, natural o cerámica) de entre 15 y 25 mm de diámetro por unos 20 cm de largo. Aquí nos centraremos en las chairas de piedra natural al agua (inicialmente con un grano 1000).
Ventajas: la piedra al agua es el procedimiento de afilado más utilizado a nivel profesional ya que permite lograr un acabado muy superior al resto de las técnicas de afilado. Como contrapartida las piedras al agua son costosas, su uso correcto requiere cierta práctica y se trata de un procedimiento de afilado lento, por lo que habitualmente su uso se limita a los entornos profesionales. Generalmente las piedras al agua son de perfil rectangular y superficie plana. Se utilizan apoyándolas firmemente sobre una mesa y deslizando el cuchillo repetidas veces sobre la superficie de la piedra cuidando de mantener siempre un ángulo de 20º entre la hoja del cuchillo y la superficie de la piedra (existen incluso dispositivos tipo guías que permiten mantener este ángulo). La chaira por el contrario posee como característica más destacada su facilidad y rapidez de uso. La chaira de piedra natural al agua combina estas dos características en una única herramienta. El grano 1000 o 1200 de esta chaira posee un poder de abrasión excepcional lo que sumado a la excelente adherencia que se logra debido a la película de agua y esmeril que empapa la piedra, permiten controlar con precisión la geometría deseada para el filo del cuchillo independientemente de la dureza del acero.
Inconvenientes: Se trata de una chaira de coste elevado (puede duplicar al resto de las chairas profesionales aunque es más económica que una piedra sintética profesional de mesa). El procedimiento de afilado es más complejo que el del resto de los dispositivos ya que la chaira debe empaparse permanentemente en agua.


Para qué sirve un filo pulido o asentado?.

La capacidad de corte viene determinada por la agudeza del filo (es decir que no esté truncado) y por la rugosidad del mismo, a menor rozamiento mayor penetración. En las opciones anteriores, los filos siempre quedan agudos pero mucho más rugosos. Además dichos filos basan su "agudeza" en las delgadas rebabas y micro-dentados que generan estos dispositivos, las que son sumamente frágiles (lo que obliga a un afilado más frecuente). El filo obtenido luego de su asentamiento, además de su excelente agudeza y baja rugosidad tiene su principal ventaja en la robustez de mismo, ya que si bien es más costoso de obtener, es mucho más durable y fácil de mantener.  
Alineado del Filo Mediante Chaira de Metal Liso (Sin estrías)
Por último nos encontramos con la chaira de alinear de acero liso. Este tipo de chaira si bien no es habitual de encontrar en los comercios de menaje (la más habitual es la que presenta un fino estriado en su superficies) permite lograr el máximo acabado del filo (prácticamente se trata de una herramienta de bruñir). Esta tipo de chairas permite alinear y compactar el borde de ataque del filo logrando un filo capaz de cortar al ras (sin esfuerzo) el vello de la mano.
Este tipo de chairas (incluso las estriadas) tienen como principal función realizar el alineado o enderezado del filo entre corte y corte. Cuando se utiliza un cuchillo y el filo golpea inevitablemente sobre una superficie dura (hueso, madera dura, cerámica, metal, etc.) el borde más agudo del filo se dobla hacia un lado o se mella, quitando poder de penetración al cuchillo. La chaira metálica es la única que permite alinear nuevamente estas deformaciones microscópicas devolviendo la capacidad de corte al cuchillo. Lógicamente este procedimiento produce un desgaste del cuchillo por lo que llegará un momento en que ya no será posible recuperar el filo original del cuchillo y deberá procederse a realizar la reconstrucción de la geometría del filo mediante el uso de una piedra de grano grueso o medio, según sea su deterioro.

Volver a Cuchillería  
(c) Copyright 2005 www.negociarte.com.ar